Inauguración de la muestra fotográfica “Historias desde el Sol. La Guaira, 1981” de Carlos Germán Rojas en la Galería TRESy3 este jueves, 26 de abril a las 07:00pm
Historias desde el Sol, La Guaira 1981. Fotografías de Carlos Germán Rojas
Implicancia: persona, lugar y comunidad
Las imágenes que constituyen la muestra Historias desde el Sol, La Guaira 1981. Fotografías de Carlos Germán Rojas (Caracas, Venezuela, 1953) representan una crónica visual, una biografía colectiva que narra los diversos ritmos de lo humano y las inscripciones simbólicas del lugar. Representan una demografía visual que otorga sentido a un territorio definido por sus dinámicas y la fuerza de su geografía: La Guaira, nuestra fachada al mar Caribe, sus conexiones complejas e historias infinitas.

Este ejercicio visual se inscribe dentro del conjunto de imágenes de carácter testimonial que proponen una mirada atenta sobre la construcción de las estéticas y modos de vida propios de las culturas urbanas populares en Venezuela.

Lo sustancial en el marco de esta propuesta -que sin duda se intersecta con sus imágenes de La Ceibita – se apunta en el hecho de ser una representación que no está atravesada por una perspectiva ideológica de la construcción de las realidades sociales, rasgo que impregnó y acotó a la fotografía latinoamericana durante muchas décadas. Por el contrario, y este es el gesto que distingue su trabajo artístico, estas imágenes se
construyen desde una empatía particular con las dinámicas y sujetos que dan sentido a un lugar específico al habitarlo.

Encontramos en este trabajo una comunicación tácita entre lo que conforma el registro de la experiencia fotográfica y el sujeto que se lanza a la aventura de construir la imagen visual. Hablamos de un registro testimonial, una fotografía que se alza como documento, pero también sostiene y alberga una poética singular de la geografía humana, las imágenes cultivan un amor al lugar.

Al revisar el trabajo de Carlos Germán Rojas podemos distinguir una mirada especial y particular, que produce un ejercicio distintivo de antropología visual, donde se acorta la distancia entre los actores que conforman la experiencia: el sujeto que representa y los sujetos o aquello que se constituye propiamente en representación. Entonces, podemos pensar en la posibilidad de una manera especial de relación, una forma singular de implicancia, como lo definiría el psicólogo social y sacerdote salesiano Alejandro Moreno, que se construye a partir de la imagen fotográfica y la experiencia de explorar las realidades para documentarlas.

Hablamos de una imagen que se concibe desde la persona y la idea de comunidad, siguiendo con las propuestas de Alejandro Moreno, también desde una sensibilidad que hace de lo cotidiano un acto singular y sublime. Nos referimos a un sentido especial del lugar, no sólo se trata de registrar y afirmar el estar allí, las imágenes son una forma de existir allí, una vía para habitar el paisaje. Una manera de implicarse, de cultivar la implicancia desde el territorio.

Habitar el paisaje, aprehenderlo, comprenderlo. La dignidad que emerge de este ejercicio radica precisamente en que las 27 imágenes que conforman la muestra señalan un camino para lo sensible que nos hace participar de forma reflexiva de la experiencia del lugar.

Habitar el paisaje
A través de la serie de fotografías El Ávila en fragmentos (Ateneo de Caracas, 2011) Carlos Germán Rojas nos convocó a recorrer la ciudad de Caracas desde una mirada hacia el Ávila, ya no se trataba de sostener la vista desde una perspectiva fija como la que propuso desde la pintura la Escuela de Caracas al inicio del Siglo XX, sino de construir los fragmentos de una realidad desde diversos ángulos. No se trataba de recorrer el paisaje del Ávila desde la ciudad, sino de recorrer la ciudad desde el paisaje como tema, una manera de sostener un diálogo con ciertas tradiciones del arte venezolano.

Ahora bien, si avanzamos sobre las preguntas que emergen a partir de las imágenes que integran Historias desde el Sol, La Guaira 1981, podemos encontrar la continuidad de un diálogo entre la sensibilidad, la naturaleza, el lugar y el tiempo. El mar y sus dinámicas de puerto es otro elemento sensible para animar nuestra imaginación.

Nos atrevemos entonces a sugerir que las imágenes que conforman Historias desde el Sol, La Guaira 1981, mantienen una continuidad con ciertas tradiciones de la visualidad del arte venezolano. Hay sin duda un ADN múltiple que le confiere gran valor estético a esta serie, porque son representaciones que dialogan con otras imágenes, con otras historias, con otros contextos. Carlos Germán Rojas ejerce una fotografía que dialoga con el arte venezolano y sus dilemas. Pero, además, este diálogo implica reflexiones múltiples y disímiles.

¿Acaso estas imágenes no representan simultáneamente una continuidad y ruptura con las representaciones y relatos del pintor viajero Ferdinand Bellerman? ¿No encontramos en las fotografías de Alfredo Boulton para el cuento La mano junto al muro de Guillermo Meneses un antecedente importante para este trabajo? ¿Podemos ver la geografía humana y la demografía visual, cotidiana y compleja de Claudio Perna en estas imágenes?

Desde el sol, a través de la luz, Armando Reverón desde su castillete nos enseñó a habitar el paisaje. Frente al mar que va y viene, cerca del puerto de La Guaira, Armando Reverón nos mostró el reverso de la modernidad. ¿No percibimos ese horizonte de habitar el paisaje, el ser allí, a través del trabajo de Carlos Germán Rojas? Hablamos de un fotógrafo que construye un relato sobre el paisaje habitado, sobre el paisaje humano y sensible, el paisaje como historia colectiva y cotidiana, el país en sus márgenes existenciales, esenciales y profundos, el paisaje en sus bordes. Allí radica la potencia de sus proposiciones visuales, allí se fragua su devoción por lo sensible y su compromiso con la imagen visual, con las personas y la comunidad.

Gerardo Zavarce, abril 2018

Galería TRESy3 es un centro cultural joven ubicado en Caracas, Venezuela. Es una galería contemporánea que se especializa en la exhibición de fotografía complementándola con charlas y discusiones sobre los trabajos y libros de fotógrafos alrededor del mundo. En febrero 2018, con 5 años de haber abierto sus puertas, la Galería TRESy3 ya ha hospedado más de 40 muestras, entre individuales y colectivas, reuniendo a más de 100 fotógrafos en este corto período de tiempo, haciéndolo un espacio bien conocido por su dedicación y promoción del siempre-creciente movimiento fotográfico en Venezuela.


TRESy3
(0212) 993 -0330/ 0347/ 0127
Twitter: @culturatresy3
Instagram: @culturatresy3
Facebook: Cultura TRESy3
Calle California, Residencias Sonora, PB-1. Las Mercedes, Caracas.

Categorías: BoletinHome