Claudia Callahan 

 

En la búsqueda de uno mismo, pasamos mucho tiempo. Desde niños estamos en constante desarrollo. Somos el “never ending project” de nuestras vidas. 

Nos perfeccionamos, destruimos, transformamos y nos volvemos a reconstruir y vivimos así en un eterno ciclo uroborístico; en la permanente búsqueda de quienes somos, tras una idea concreta de algo que está destinado a ser efímero y, que su misma composición, es fugaz, temporal y hasta infinita. 

En esa temporalidad me apoyo, buscando rastros que arrojen respuestas a la pregunta infinita de quien soy? que espero y no, alguna vez responder. 

La pregunta, puede arrojar variados métodos de búsqueda. El mío para este trabajo comenzó con el parecido físico de Eleanor Callahan con mi madre y por consiguiente conmigo. 

Esta señora ha arrojado una realidad paralela en la que pude haber vivido, o de donde pudieron haber copiado partes de mi. Si nos paseamos por esa ultima idea y tomamos “la fracción” como algo por sentado (en vez de la idea de “un todo”), creo que se hace más tangible la imagen y por tanto mi relación con ella. Por que no es solamente mi parecido a ella sino su parecido al mío. 

Ambas a distintos tiempos y con realidades muy distintas llegamos –quiero pensar yo, no por coincidencia- a un medio registrado en el que podemos ser vistas una al lado de la otra. 

Ahora, una vez planteado lo que vemos, es necesario entender que esta comparación es posible solo por que alguien lo vio y registró. En el caso de Eleanor por Harry, su esposo, y en el mío, por mi. Esto abre aún más las posibilidades y ya no solo me relaciono por como luzco con Eleonor, sino por lo que veo y encuadro con Harry. Es él quien me da las pautas, partes de mí copian partes de él. 

Es por eso que me bautizo Callahan. Pienso, veo y luzco como uno. No soy él, no soy ella. Soy ellos en el tiempo. Esa relación que negocia, que sugiere y hasta se desnuda. Eso soy. Esa intimidad que viaja en el tiempo y se estaciona en Barcelona en el 2018. 

Hoy, esas fracciones de ellos son tan mías, como las mías de ellos. Soy más y tengo más piezas del rompecabeza temporal. Esta vez las hallé en el pasado, y es que ese es el problema, cuando sabré quien soy? 

 

Claudia Layrisse 

 

Leer el trabajo completo: C.Layrisse – Topicos Contemporáneos CLEAN