“Los relatos han muerto”, plantea Lyotard. Han muerto las historias tal como se concebian, vivimos en una epoca antidualista, buscamos hallar un punto medio y nos interesamos por “todas las personas”. Fuerte cuestionamiento de lo que se considera como “verdad”. Comenzamos a comprender que los textos reflejan prejuicios y posturas personales de los autores y que no se trata de cuestiones absolutas o neutrales sobre hechos del pasado, ademas, cosideramos la verdad como perspectiva, ya que se puede acceder a una realidad individual donde se tienen en cuenta las caracteristicas subjetivas de coda persona, aunado al giro linguistico donde se argumenta que no existe ningun pensamiento sin lenguaje, pues este es el que crea realidades.

Vivimos una era marcada por el exceso de informacion proveniente de los medios de comunicacion de masa, desibujando la realidad porque ha convertido a la informacion en algo subjetivo, donde se aleja mucho mas al emisor del receptor. Con respecto al contenido y los mensajes, en relacion a la imagen, esta cobra fuerza y pierde fortaleza la escritura. Se presenta el rendir culto al cuerpo por sobre todas las cosas. Fuerte inclinacian por pensar solo en el presente y la busqueda es individual e interna. Estamos en una sociedad donde la razon y la ciencia han perdido fuerzas, pero se enaltece a la tecnologia, lo que ha derivado en un distanciamiento desde el punto de vista fisico, ya que esta permite el dialogo a kilometros, lo cual produce aislamiento y falta de comunicacion “face to face”, incrementado por la comunicacion mediada por
la tecnologia. De de este boom de los medios y la tecnologia ha derivado el desdibujamiento de los límites de la concepcion de lo privado y lo publico donde la vida privada ha adquirido un caracter de show, lo que tambien ha generado un cambio en la economia, una pulsion al consumo, donde se pasa de la economia de produccion a la de consumo de tipo com­ pulsivo, donde ya no solo se consume productos y servicios, sino espacios, objetos, idolos, cuerpos, ideas, etc.

Así es nuestra vida posmoderna, una satira.

 

Daniela Clarke

 

Leer trabajo completo aquí: Tópicos Contemporáneos- Daniela Clarke